Mejoré mi alimentación y adelgacé 8 kg. Me gustaría saber âsanas recomendables y compartir mi experiencia


Nuestras sugerencias con respecto a la primera pregunta tienen un pequeño paso previo importante. El Yoga no es adelgazante en sus objetivos; aunque una de las consecuencias de una práctica regular de Hatha Yoga, redundará casi inevitablemente en un buen reajuste de tu forma física.

Gracias a la práctica de Vinyasa (posturas enlazadas por medio de la respiración) podrás activar el sistema cardiorrespiratorio y por tanto aumentar tu consumo diario energético e incluso tu metabolismo basal (consumo energético en reposo). En resumen, gastarás más energía y la balanza gasto/ingesta tenderá a reequilibrarse. Además, si tienes un profesor o profesora con sensibilidad en la práctica podrás realizar los vinyasas con cuidado y sin llegar a fatigarte, evitando los famosos picos de insulina que muchas veces nos lanzan “hormonalmente” a devorar alimentos una vez terminada la práctica. Seguramente también mejorará tu calidad del sueño, tu circulación, por supuesto tu respiración, y muy importante, tu capacidad para eliminar lo que el cuerpo necesita desechar.

Este proceso de eliminación de todo aquello que el cuerpo necesite desechar es primordial, ya que durante los períodos de adelgazamiento se generan un mayor número de toxinas que significan un exceso en cuanto a las que producimos habitualmente.

Los Vinyasas más conocidos serían los saludos al sol “Surya Namaskar” en sus diversas corrientes, linajes y modalidades, los saludos a la luna “Chandra Namaskar” y un sinfín de propuestas que dependerán de la creatividad del profesor. En nuestra Escuela tenemos clases de Vinyasa Flow en dónde el trabajo se focaliza en este tipo de práctica.

También te recomendamos la práctica de âsanas en estático para fortalecer la musculatura, ya que a toda pérdida de peso suele asociarse un descenso de masa muscular.

Te invitamos pues, a practicar posturas que estimulen las funciones digestivas, hepáticas y excretoras como, por ejemplo: Paschimottanâsana y su familia de flexiones sentadas, Ardha Matsyendrâsana y otras torsiones pasando por algunas posturas del Yoga Restaurativo como Sethu Bandhâsana pasivo con soportes.

Recuerda que en la práctica de Yoga uno de los pilares más importantes es el cultivo de la mente a través de la meditación y la relajación. No sabemos si es tu caso, pero aprovechamos tu pregunta para subrayar que, en muchos casos de sobrepeso, el estrés también tiene una gran influencia repercutiendo negativamente en todos los sistemas, especialmente el digestivo y el endocrino.

La práctica de Hatha Yoga te permitirá indagar en ti mismo y te ofrecerá herramientas que engloban no solo lo físico sino lo orgánico, lo energético y lo mental.

El Hatha Yoga representa un cambio suave y profundo, como suelen ser todos los cambios duraderos en los que la paciencia y la alegría forman parte también del proceso.

Por último, para compartir tus experiencias te sugerimos que intervengas en el blog como has hecho o aportes comentarios en nuestro Facebook que permitirán que el conocimiento colectivo se active y que te den acceso a obtener diversas opiniones de personas en tu misma situación.

Estimado José, muchas gracias por hacernos llegar tus preguntas al blog. Te damos la enhorabuena por buscar y explorar en el cambio.

Equipo de la EIY


3 opiniones en “Mejoré mi alimentación y adelgacé 8 kg. Me gustaría saber âsanas recomendables y compartir mi experiencia”

  1. Bueno te puedo contestar. Tengo 58 anos y hace 16 meses, en el 9 de Diciembre de 2016 empece a correr. Ese dia solo he podido correr 2 kms! 9 días después había corrido 6 kms en 60- min. Desde entonces corro 2-3 x a la semana entre 6 y 8 kms cada día. 6 meses después de haber empezado a correr, en Mayo de 2017 volví al Yoga y desde entonces hago Yoga 3.5/5.5 hrs a la semana – 1.5- hr de Hot Yoga, las demás horas de Yoga dinámico (algo entre el Hatha clásico y el Vinyasa Flow y una de las hora es una clase individual porque quiero saber hacer los Asanas bien hechos. A lo largo de estos 16 meses he perdido 28 kilos!
    Al mismo tiempo ha cambiado totalmente la dieta – solo como carne (y muy poca) hecha en la parrilla, siempre acompañada de ensaladas. Otros días pasta italiana precocida que se compra en los supers con salsa pesto que la hago yo o la compro ya hecha, a la noche un bocata en pan integral tostado con jamón y sopa – en verano gazpacho, en invierno sopas de verduras. El desayuno – iogurt con fresas, plátanos, muesli y miel y un zumo de naranja. 28 kilos en 16 meses es menos de 2 kilos al mes. Es fácil de hacer.
    Tienes que entrar en una rutina y disciplinarte para la cumplir. No es nada difícil y es muy agradable. He descubierto que me encanta correr en una floresta, subiendo y bajando caminos, me gusta el cambio de vegetación, no me importa si llueve o hace frio, tengo una sensación enorme de libertad.
    El Yoga es totalmente diferente – el una practica intima. Es duro y difícil, pero me encanta la serenidad y lo sigue llamándome todos los días al Yoga es esto – concentración mental en el Ajna chacra + hara (el centro en el Swadishthana chacra) + pranayma (respiración ujayi ). Para mi la practica de Yoga es el flujo de energía desde el Swadishthana chacra – salen 4 riso de energia – las piernas y los brazos. Visualizando estos “ríos” y manteniendo las manos abiertas, concentrándome mentalmente (Ajna) y respirando fuerte (Ujayi) consigo hacer todo lo que deseo. Es esta forma de hacer Yoga que me ha permitido hacer Salamba Sirsasana, Sarvangasana, los 3 Virabhadrasana, etc, etc.
    Y hay otro efecto del Yoga – consigo controlar la libido a un nivel muy confortable. Creo que el Yoga hace con que la energía sexual se altere y se torne mas útil y suba por el cuerpo, ya que medito todos los dias entre 30 y 45-min antes de acostarme.
    La gente que me ha conocido hace anos ahora dice que esto mucho mas tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *