¿Cómo se traslada el pensamiento tradicional a la filosofía actual?


Pensamiento tradicional y la filosofía actual. Hablando de Yoga… ¿Cómo se traslada el pensamiento tradicional a la filosofía actual? Hoy en nuestro blog presentamos a Javier Ercilla, Community Manager, Tutor de Nivel I y Profesor de Hatha Yoga de nuestra Escuela, nos habla sobre la relación del pensamiento tradicional y la filosofía. Nos comenta:

«Se transmite de manera natural y cuando hablamos de la tradición Yoguica es una tradición muy antigua y que tiene una distancia muy larga en el tiempo y ha habido siempre una vocación de transmitir; aunque a veces en la vocación oriental, la persona que transmite aporta mucho, mucha novedad de lo pasado, y en otras tradiciones más medievales, cristianas, de sabiduría de este tipo, se procuraba mantener una cierta objetividad sobre el texto original, que la traducción fuera lo más precisa posible e intentar no descontextualizar el conocimiento de una época al ahora.

En cambio, en el Yoga actual, si que hay una contextualización constante, es decir, tomamos lo anterior lo colocamos en el ahora y lo transformamos. Eso inevitablemente es una transmisión de conocimiento, aunque para mi es muy diferentes, la transmisión oriental de la transmisión occidental, aunque ambas son grandes maneras de comunicar.

Así que considero que no hay que hacer nada particular, más bien, que a través de las escuelas y los maestros, dotar al Yoga no sólo de una perspectiva únicamente postural sino heredar todo lo que has aprendido y cómo formador, que es el gran desafío del profesor de Yoga: ¿con qué me quedo de la filosofía tradicional?, ¿cómo lo adapto al ahora?, y ¿cómo se lo ofrezco al alumno?.

Se trata de una labor de transmisión, una labor de diferenciar entre lo que tiene que evolucionar y lo que tiene que mantenerse. Yo creo que es inevitable que las cosas evolucionen, cambien y algunas mueran.

Muchas de ellas sobreviven, y el Yoga ha demostrado que se mantiene. Como otras tradiciones, como por ejemplo el Jainismo, que aún existe pero está descuidada, olvidada. Sin embargo, el Yoga está aquí, presente y en boga sin duda.»


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *