Tengo 34 años y peso 85 Kg. ¿Es mi peso impedimento para practicar Yoga?

Querida Lara, muchas gracias por escribirnos a consultorio@escueladeyoga.com preguntándonos sobre la posible influencia que podría tener tu edad y tu peso en la práctica de Yoga.  Estamos seguros que más de una persona se plantea lo mismo que tú ante la posibilidad de comenzar a tomar clases de Yoga cómo una práctica habitual.

La respuesta es sencilla: ¡Tu peso no es ningún impedimento para que comiences una práctica, más o menos regular, de Yoga!

La práctica de Yoga se adpta a cada persona y no al revés: la persona no tiene que adaptarse a la práctica de Yoga; así, un Profesor/a de Yoga, hará que su propuesta sea totalmente accesible para tí, adaptando las posturas cuando sea necesario, bien utilizando soportes o simplemente modificándolas.

Además, el Yoga nos invita a la escucha de nuestro propio cuerpo, lo que supone un aprendizaje sobre nosotros mismos, un aprendizaje de nuestros límites y también de nuestros potenciales. Esto se va convirtiendo, gradualmente, en un camino de aceptación, tal y como somos. Sin olvidar lo que el Yoga aporta desde el punto físico.

El sobrepeso puede suponer, con el tiempo, un desgaste articular en las caderas, en las rodillas, en los tobillos…, ya que cuanto más peso soportan las articulaciones más se desgastan los cartílagos y más se comprimen las capsulas articulares. Eso, sin entrar a valorar lo que supone también a nivel de la columna. El resultado es una posible pérdida de movilidad y quizá incluso, dolor.

Con la práctica de Yoga se produce un aumento de la flexibilidad, algo muy
importante porque nos ayuda a evitar lesiones. Conforme aumenta la flexibilidad, muchas molestias musculares debidas a la tensión y a las malas posturas comienzan a atenuarse, incluso a desaparecer. El Yoga ayuda a fortalecer y tonificar los músculos favoreciendo la protección ósea, evitando lesiones y fracturas.

Con la práctica de Yoga se “cuida” la columna vertebral, aportándole movilidad, estabilidad y fortaleza; esto produce a la larga una mejora postural. La práctica de Yoga aumenta nuestro sentido de la propiocepción, es decir, la conciencia de la propia postura con respecto al medio que nos rodea; esto ayuda en la mejora del equilibrio, así como de nuestra flexibilidad.

Para finalizar, con la práctica regular de Yoga se favorece la relajación, facilitando la recuperación en situaciones de estrés.

Espero haberte ayudado y también que te pueda servir para tomar la decisión adecuada.

Om Shanti

Conchi Moreno
Formadora de Anatomía y Pedagogía
Profesora de Hatha Yoga y Yoga Restaurativo

Envíanos tu pregunta relacionada con tu práctica de Yoga a consultorio@escueladeyoga.com. Respetaremos la confidencialidad de los lectores. Esperamos vuestras consultas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterBuffer this pageEmail this to someone

1 opinión en “Tengo 34 años y peso 85 Kg. ¿Es mi peso impedimento para practicar Yoga?”

  1. Hola Lara,
    Tengo tu misma edad y peso. Yo también solía tener las mismas dudas hacer un par de años por los bombardeos que venden los medios (mujer joven, flaca y en vigor). El yoga es una práctica de interiorización que se acerca a ti no tu a ella y hay muchas variaciones para recibir sus beneficios.
    De hecho me estoy certificando como instructora para llevar a otros como nosotros la práctica de una manera simple.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *