Estoy embarazada de casi 4 meses. ¿Es momento de reanudar mi práctica de Yoga?

Yoga para Embarazadas

Estoy embarazada de casi 4 meses. ¿Es momento de reanudar mi práctica de Yoga? ¿Es necesario tomar algún tipo de precaución o medida?

Querida María, agradezco tu consulta al consultorio de la EIY (consultorio@escueladeyoga.com).

Empiezo transmitiéndote mis buenos deseos para la nueva vida que llevas en camino.

Sí, puedes ya reanudar tu práctica de Yoga. En primer lugar, es importante que tanto tú como cualquier otra mujer en estado se sienta bien, que se haya estabilizado después de los primeros meses de embarazado – suelen ser los más delicados y turbulentos. En segundo lugar, estar embarazada no es sinónimo de permanecer quieta, sin actividad alguna. Al contrario, es deseable moverse un poquito tras este “reposo” de las primeras semanas.

Te recomiendo la modalidad de “Yoga para la Mujer Embarazada”. Este próximo 11 de noviembre, en la sede de la Escuela en Cádiz vamos a tener una jornada de puertas abiertas, en la que yo misma impartiré una clase de hora y media de Yoga para embarazadas, a la que te invito a asistir.

Con referente a tus inquietudes sobre si es necesario tomar alguna precaución, debemos considerar lo siguiente:

–  Si la futura madre era practicante con anterioridad (como es tu caso, María), cuenta con la ventaja de que su cuerpo tiene integrados los fundamentos y conocimientos del Yoga. Estos le van a permitir continuar una actividad que ya resulta natural para ella.

En caso de que la futura madre no haya practicado Yoga, es altamente recomendable iniciarse en esta práctica, siendo notable la mejoría en su cuerpo y en el bebé.

– El médico ha de dar el visto bueno para reanudar o comenzar la práctica de Yoga. No es necesario tomar ninguna preocupación, siempre y cuando la práctica sea dentro de la modalidad de “Yoga para la Mujer Embarazada”.

Yoga para la Mujer Embarazada

Esto es muy importante. En la modalidad de Yoga para Embarazadas están presentes cuatro aspectos principales:

1. Las posturas y movimientos adecuados y diseñados para cada trimestre del embarazo, con beneficios físicos y emocionales.

2. A través del fortalecimiento físico y desde la columna vertebral se moviliza, suaviza y flexibiliza la pelvis y el periné femenino.

3. La respiración es determinante: oxigena y equilibra, al tiempo que es un elemento de observación que acompañará a la mujer embarazada hasta el momento del parto.

4. En la relajación se crea un espacio de serenidad para la madre, reconecta consigo misma y con su bebé.

La futura madre va a recibir casi de inmediato un estado de bienestar general. Ganará confianza en sí misma al tiempo que vivirá intensamente esta etapa vital y dinámica de su vida, hasta el día que de a luz a su bebé.

Por último, la comunicación interior y la consciencia sensorial que existe y se desarrolla en el Yoga es significativo para la mujer embarazada, al ya estar predispuesta y sensibilizada de forma innata.

Espero haber dado respuesta a tus inquietudes.

Namasté

Raquel Webb
Formadora de Hatha Yoga y Yoga para Embarazadas
Responsable de la Escuela Internacional de Yoga en Cádiz y Sevilla

Envíanos tu pregunta relacionada con tu práctica de Yoga a consultorio@escueladeyoga.com. Respetaremos la confidencialidad de los lectores. Esperamos vuestras consultas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterBuffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *