Cuando entro en Savâsana no puedo evitar quedarme dormida. ¿Cómo relajarme sin llegar al sueño?

dormirse en Savâsana

Cuando entro en Savâsana no puedo evitar quedarme dormida. ¿Cómo relajarme sin llegar al sueño? ¿Es correcto dormirse en Savâsana?

Querida Silvia, muchas gracias por tu pregunta al Consultorio de la EIY consultorio@escueladeyoga.com contándonos lo que te ocurre en la postura de Savâsana.

Resulta muy habitual en las clases de Yoga que algunas personas se duerman durante la relajación final. Probablemente a la mayoría de los practicantes nos pasa de vez en cuando.

Por supuesto no es perjudicial, si bien es cierto que los beneficios de una relajación consciente son mayores. Es por ello que debemos procurar que nuestro relax final se lleve a cabo sin dormirnos.

Savâsana es mucho más que una postura de relax. Savâsana es la postura del cadáver, y lleva consigo adoptar una actitud coherente con lo que estamos representando con nuestro cuerpo. Saber soltarse, entregarse, rendirse… Es todo un aprendizaje de esta âsana (y también por cierto en la vida).

La relajación va llegando con el cese de la actividad física, la cual como hemos comentado, guarda una estrecha relación con esa actitud que nos lleva a abandonarnos por completo, pero además también debe cesar la actividad en nuestra mente.

Cuando nos dormimos en el relax final, la actividad mental continúa y por tanto nuestra mente no descansa de la misma manera, al tiempo que perdemos la conciencia de seguir el cuerpo en esa fase en la que el profesor está guiando el relax, con lo que nos costará más encontrar la relajación.

Diversos pueden ser los factores que nos invitan a caer en el sueño. Descartando un problema de salud, el cansancio suele ser la causa más frecuente. Vivimos tan rápido, dormimos tan poco y, a veces, de forma tan poco provechosa, que cuando tenemos la mínima oportunidad nos rendimos al sueño.

Medidas para evitar quedarse en Savâsana

Te enumero a continuación algunas medidas más que posiblemente te puedan ayudar para evitar quedarte dormida en Savâsana :

  • Tomar una respiración profunda antes de iniciar el relax nos activa un poquito, o incluso dos respiraciones si la persona siente que lo necesita. También en cualquier momento si nos damos cuenta de que nos invade la sensación de sueño (no más de dos respiraciones seguidas).
  • Si sueles cubrirte los ojos durante la relajación prueba a no hacerlo.
  • Quizás tengas la posibilidad de practicar a otra hora del día en la que te encuentres menos cansado, o descansar un poco más durante el día.
  • A algunas personas les ayuda no taparse demasiado (sin llegar a pasar frío, por supuesto), o dejarse las manos o los pies sin tapar del todo…
  • Colócate más cerca del profesor para escuchar su voz mejor.
  • A algunas personas les viene bien tomar un té o una infusión de especias un par de horas antes de la práctica (siempre que esto no te quite el sueño de la noche, claro).
  • Hazte el propósito de mantenerte despierto y consciente durante toda la relajación, sabiendo que puedes hacerlo y que, además, te lo mereces.
  • Trátate con amabilidad si no lo consigues tan pronto como desearías y sé consciente de que, aunque te duermas, te estás llevando muchos beneficios de la práctica de Yoga, incluyendo la relajación final.

Espero que te sirvan mis palabras.

Mucho ánimo con tu práctica de Yoga y un fuerte abrazo.

Namasté

Antonio Sánchez
Formador de Pedagogía
Profesor de Hatha Yoga

Envíanos tu pregunta relacionada con tu práctica de Yoga a consultorio@escueladeyoga.com. Respetaremos la confidencialidad de los lectores. Esperamos vuestras consultas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterBuffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *