¿En qué beneficia la práctica de Yoga a mi hijo de 7 años y a mi hija de 14?

Yoga en la Educación

¿En qué puede beneficiar el Yoga a mi hijo de 7 años y a mi hija de 14 años?

Querido Pedro, muchas gracias por hacernos llegar a consultorio@escueladeyoga.com tu interés sobre los beneficios del Yoga en tus hijos.

Sin lugar a dudas, la practica de Yoga va a beneficiar a tus hijos en muchos aspectos. Antes de nada, debes tener presente que la energía física y el desarrollo emocional de tu hijo de 7 años no son los mismos que las de tu hija de 14 años. Se encuentran en grupos de edades diferentes y en momentos vitales distintos. Indistintamente de esto, con la práctica de Yoga tus hijos van a obtener beneficios tanto a nivel físico como a nivel psíquico-mental y a nivel emocional.

Autoescucha, autobservación y desarrollo de la atención y de la memoria

A tu hijo de siete años, la práctica de Yoga le va beneficiar fortaleciendo su musculatura y dando flexibilidad a su columna, mejorando su motricidad y coordinación; va reeducar su respiración, a aprender a escuchar su cuerpo, a sociabilizar. Quizá lo más significativo es que va a comenzar a crear hábitos tan necesarios como el aprender a escucharse a sí mismo, la autobservación, a desarrollar su atención y su memoria. Es decir, va a aprender a concentrarse, a reconocer y a canalizar sus emociones, y a distinguir cuando su cuerpo está tenso y cuando está relajado.

También es importante destacar que la clase de Yoga en la Educación es un paréntesis, un oasis en la intensa semana del niño. Es un momento y un lugar en el que el niño conecta con su esencia a través del juego consciente, de las propuestas adecuadas a su edad y necesidades, de forma divertida y atractiva para él. No debemos olvidar que es un niño.

Flexibilidad y confianza en uno mismo

En el caso de tu hija de catorce años, estamos hablando de otro enfoque y de otras necesidades. Está entrando en la adolescencia, pero sigue siendo una niña. Los beneficios que el Yoga le va a aportar a nivel físico se van a reflejar en que ganará flexibilidad, desarrollará y tonificará su musculatura, mejorará la postura corporal, estimulará todos los sistemas del cuerpo y notará mejoría en el sueño y el descanso.

Para mí, en el trabajo con los adolescentes lo más significativo son los beneficios que se pueden apreciar a nivel emocional, pues el momento de su vida en el que se encuentran se caracteriza porque es un torbellino hormonal y emocional. Y lo más importante es trabajar la autoestima y la confianza en sí misma. En este sentido, el trabajo con las herramientas del Yoga, acompañado de Mindfulness, favorece el camino hacia la comprensión de lo que sucede en su interior.

Indiscutiblemente son muchos más los beneficios que la práctica de Yoga puede aportar a tus hijos. Desde aquí te animo a que les des la oportunidad de probar por un tiempo, que descubran una actividad que puede facilitar su crecimiento y su evolución como seres humanos, y que sin duda aportará a sus vidas las herramientas para llegar a ser adultos felices, equilibrados y responsables. Esto siempre de la mano de un profesor debidamente formado y cualificado para abordar su labor con la debida responsabilidad y conocimiento.

Namasté.

Joaquín Castaño
Profesor y Formador de la Escuela Internacional de Yoga
Responsable de la Escuela Internacional de Yoga en Galicia y Baleares

Share on FacebookTweet about this on TwitterBuffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *