Acercamiento a la práctica de Meditación

mujer_meditando

Ciertamente la práctica de Meditación y de Yoga están muy de moda en nuestros días. No por ello pensamos que se trata de prácticas modernas, sino todo lo contrario, son prácticas milenarias basadas en la búsqueda espiritual del ser humano a través de los tiempos.

 Esta práctica de Meditación y del Yoga se desarrollaron sobre todo en la India, y afortunadamente hoy en día se han extendido por toda la Tierra adaptándose a distintas culturas, por lo que sus múltiples beneficios están al alcance de todos nosotros.

El Yoga en todas sus dimensiones ha resistido el paso del tiempo y sigue vivo en nuestros días.

La Meditación es el objetivo de las prácticas de todos los tipos de Yoga y, a pesar de lo mucho que se ha escrito sobre ella, todavía existe gran confusión sobre su finalidad, siendo una gran desconocida, incluso para muchos practicantes.

¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN?

La podemos definir de una forma muy sencilla. El estado de meditación es una experiencia de plenitud y felicidad infinita, un elevado estado de conciencia al que solo se puede acceder de una forma: perseverando en la práctica de la misma.

 Tengamos en cuenta que cuando nos sentamos a meditar, en realidad lo que hacemos es practicar diversas técnicas que nos ayudan a equilibrar nuestra energía a través del pranayama y técnicas de pratyahara, que nos ayudan a calmar e interiorizar la mente para poder concentrarla en el objeto de la meditación (mantras símbolos etc.).

Cuando la concentración es profunda y prolongada aparece de forma natural el estado meditativo, un estado que no se puede forzar, sino que tan sólo podemos crear las condiciones adecuadas para que suceda.

CONOCER LA MENTE

La práctica de Meditación nos llevan a despertar la atención mental, y la atención mental nos ayuda a progresar en la meditación, por lo que es muy importante que aprendamos a conocer y comprender cómo funciona nuestra mente.

Tenemos que empezar por llevar una atención plena a todos los actos cotidianos observando cómo reaccionamos o pensamos ante las distintas situaciones. Es precisamente en nuestros actos cotidianos donde sembramos las semillas que al germinar van a influir en nuestros estados mentales proporcionándonos calma y armonía o bien tristeza e inquietud.

APRENDER LA PRÁCTICA DE MEDITACIÓN

Me gustaría poder decir que la práctica de Meditación resulta siempre una experiencia agradable y plena, pero sería una verdad a medias, puesto que sólo resulta ser así en los practicantes con experiencia.

Cuando empezamos a meditar, la mente tiende a proyectar todo el material que tenía almacenado, y lo proyecta en forma de pensamientos y sensaciones. Esto, unido a las inquietudes mentales derivadas de nuestras actividades diarias, hace que cuando nos sentamos a meditar nos encontremos con dispersión mental, ansiedad, tensiones físicas, etc.

Muchos alumnos me comentan que les resulta muy difícil meditar debido a que no pueden concentrarse por la cantidad de pensamientos que cruzan por sus mentes.

Me gustaría decirles a todos los que empiezan a Meditar y se encuentran con estos obstáculos, que no se desanimen, pues esto es sólo una pequeña fase que forma parte del proceso que nos conduce a la experiencia de la meditación.

La clave está en no luchar contra los pensamientos, emociones y proyecciones mentales sino en dejar que la mente fluya y depure todo ese contenido, observando el proceso con una actitud ecuánime sin identificarse con nada, para que los finalmente los pensamientos se disuelvan y desaparezcan.

Una vez que la mente se libera de todos estos condicionantes podremos experimentar la calma y la paz interior que nos ayuda a ser más felices. Al principio es conveniente que nos dejemos guiar por un profesor con experiencia, que comprenda el proceso y nos ayude a avanzar por el liberador sendero de la meditación guiada.

Por medio de la práctica de Meditación podemos experimentar una silenciosa paz interior capaz de brindarnos un ambiente tranquilizador para todas las actividades que nos demande la vida.

A BUDA SE LE PREGUNTÓ :
¿QUE HAS OBTENIDO CON LA MEDITACIÓN?
EL RESPONDIÓ:
¡NADA!…PERO DÉJAME DECIRTE LO QUE HE PERDIDO:
IRA, AGRESIVIDAD, EGOÍSMO,
DEPRESIÓN, INSEGURIDAD, ANSIEDAD,
MIEDO A LA VEJEZ Y A LA MUERTE…

La práctica de Meditación de forma regular te libera de todos los conflictos mentales que te condicionan e impiden que lleves una vida plena y feliz.

EXPERIENCIAS: YOGA Y MEDITACIÓN

Siento una enorme gratitud a la vida, que me ha conducido por el sendero del Yoga y la Meditación, haciendo de ello mi forma de vivir, dándome cuenta de que tras este mundo de formas y materia existe un mundo por descubrir, un mundo de energía que nos sustenta y del cual formamos parte.

A diario, muchas personas acuden a mis clases de Meditación buscando relajación mental, serenidad y paz interior, lo cual es fácil de conseguir con las prácticas de Meditación, pero no es tan fácil de mantener mientras llevamos una vida estresante, generando pensamientos negativos e inquietos.

De la misma forma en que nos ocupamos de alimentar nuestro cuerpo de manera adecuada, debemos ocuparnos de alimentar nuestra mente con pensamientos positivos y experiencias armoniosas.

Si buscamos paz, dirijamos nuestra atención a todo aquello que nos inspire paz. Si buscamos tranquilidad mental, frecuentemos ambientes tranquilos y armoniosos, así como la compañía de personas que nos inspiren serenidad.

La Meditación no es relajación. La relajación consiste en soltar todas las tensiones físicas y mentales para poder llegar a un estado de tranquilidad; si bien es cierto que la meditación nos relaja, no es ese su objetivo: la relajación es más bien un paso previo a la Meditación.

 Cuando llegamos de la calle con cierta inquietud propia del trabajo, de los atascos en el tráfico, etc. no podemos pensar en sentarnos directamente a meditar, antes hemos de crear las condiciones adecuadas.

En mis clases suelo empezar con unos minutos de suaves estiramientos de Hatha Yoga, con lo cual conseguimos fomentar y mantener la salud de nuestra columna (entre otras cosas), lo cual nos ayuda a mantener la postura en la Meditación. Tras esta previa preparación nos va a resultar más fácil la prácticas de Meditación, ya que sólo nos falta adoptar una postura estable con la espalda erguida y comenzar con las técnicas.

Como ya he dicho, al principio es conveniente dejarnos guiar por una persona con experiencia.

POR  QUÉ  MEDITAR

Practicar Meditación de manera regular transforma nuestra vida, despertando a un estado de conciencia superior, nos abre la mente y el corazón a la comprensión y la tolerancia, al amor incondicional hacia todos y todo lo que nos rodea, haciéndonos comprender que todo está interrelacionado, que no hay diferencia entre nosotros y los demás, todo lo cual contribuye a que mantengamos una relación cordial con todas las personas con las que nos relacionamos.

Recuerda…tú eres el único protagonista de tu vida. El destino no es algo con lo que nos encontramos, sino algo que construimos día a día, aquí y ahora.

Es importante crear unas bases sólidas sobre las que apoyarse para poder ascender hacia el camino de la realización. Yo encontré esas bases en el sistema del Raja Yoga, empezando con Yama y Niyama, los dos primeros pasos de este sendero, sin los cuales no puede haber progreso.

Los grandes Maestros de la tradición nos dicen que la Meditación es el único camino que nos conduce hacia la felicidad permanente, el único camino que nos conduce hacia la liberación.

La meditación es una escalera
misteriosa que conduce del dolor
a la dicha, de la inquietud a la paz,
de la ignorancia a la sabiduría y de
la mortalidad a la inmortalidad

SWAMI  SIVANANDA

LA MEDITACIÓN DESPIERTA LA SABIDURIA QUE YACE DORMIDA EN NUESTRO INTERIOR Y NOS CONDUCE AL CONOCIMIENTO SUPREMO

Lola Cerdá
Coordinadora de la Escuela Internacional de Yoga en Elche
Formadora de Meditación y Filosofía
Escuela Internacional de Yoga

Share on FacebookTweet about this on TwitterBuffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *